miércoles, junio 09, 2010
Entiendo la escritura como algo entretenido. Algo que te hace dejar parte de ti en ese punto exacto donde la tinta del bolígrafo toca la hoja en blanco. Un punto imaginario donde el que escribe se esfuerza por emocionarse a sí mismo y emocionar a los demás.

Pero para ello necesita algo aún más importante que ese bolígrafo que escribe y esa hoja en blanco que dará constancia de su relato.

Necesita ese ser que le haga imaginar; ese ser que le haga sentir que lo que cuenta es importante; ese ser que le rete a escribir y a la vez le inspire para hacerlo.

El que escribe necesita su musa.

Una musa que puede tener muchas formas y sonidos: puede ser una triste canción, una persona cuya belleza es tal que empalaga, la brisa del aire fresco en la cara, un rincón luminoso...

Yo he escogido a mi propia musa, con la dificultad que eso conlleva, ya que normalmente uno no la elige, sino más bien la musa elige a quien servir.

A pesar de ello, me envalentono y lo grito a los cuatro vientos:

TE HE ELEGIDO IMPROVISACIÓN. A PARTIR DE HOY SERÁS MI MUSA.


No tengo miedo a que me complique las cosas, no tengo miedo a cuánto pueda tardar en escribir, sólo tengo miedo a no hacerlo...

Sin embargo, la musa improvisación no actúa sola, y es por eso que os necesito a todos vosotros y a todas vosotras. Porque al final, vosotros sois mis musas.

Este será un lugar para escribir, y solamente para eso. Para ello, voy a dejar que me pongáis a prueba (y con el tiempo espero que algún otro blogger quiera participar) de todas las maneras posibles.

Pero eso os lo explicaré en el próximo post.

Bienvenidos seáis a este espacio

1 comentario:

  1. Podéis comentar, que no muerdo.

    ¿No tenéis curiosidad por saber lo que estoy montando aquí?

    jeje

    ResponderEliminar

Social

About

Instagram

Con la tecnología de Blogger.

Popular Posts

Categories

MUSAS