domingo, junio 20, 2010
Hace unas semanas participé en un concurso en Be Literature, donde Leara sorteaba un ejemplar de La Maldición de Las Musas de Javier Ruescas. Hoy se daba el resultado del mismo, y estoy más que contenta por poder decir que he ganado.

A continuación os presento el Mini-Cuento que escribí para el concurso. Espero que lo disfrutéis.

En el infinito cuento de nunca acabar, el final siempre lleva al principio.

Las niñas ya no quieren ser princesas. Son éstas las que quieren convertirse en niñas y poder jugar para siempre.

Los artistas ya no invocan a sus musas para pedirles prestada su belleza y usarla en sus maravillosas obras. En el cuento de nunca acabar, son las musas las que invocan al Dios del tiempo para suplicarle que frene su avance y así poder conservar su belleza.

Pero en este infinito cuento, como en un sueño, nada es real, y una vez se cierran sus páginas volvemos a la realidad.

Una realidad en la que un artista necesita a su musa, el tiempo avanza impasible ante la desaparición de la belleza y una princesa se ve obligada a casarse con un príncipe que no ama.

Y una niña, una joven e ingenua niña, juega con sus muñecas imaginando cuentos infinitos en los que es una princesa esperando a su príncipe azul.


0 comentarios:

Publicar un comentario

Social

About

Instagram

Con la tecnología de Blogger.

Popular Posts

Categories

MUSAS